miércoles, 30 de enero de 2013

Taller de música con Olalla y Jan

Pero ¡hay que ver qué suerte tenemos! .... hoy nos visitan Olalla Alemán y Jan Van Outryve. Dos músicos geniales, dedicados  a la música antigua. Olalla es soprano y actúa con Los Músicos de Su Alteza, conjunto de música antigua fundado en 1992 (Los músicos de su alteza), y Jan es músico e intérprete de diversos instrumentos de cuerda antiguos, como laudes y rabeles varios, (Jan Van Outryve). 

Ambos son pareja artística (podéis ver el vídeo de espectáculo Cantos de Arión que estrenaron juntos en Cantos de Arión). 

Además hemos tenido el placer de tenerlos formando parte del colectivo de La Oropéndola gracias a que son también dúo emocional!!! 




Por eso estamos tan contentos e intrigados, queremos ver qué es lo que se les ha ocurrido a esta genial pareja para que disfrutemos durante un rato de su propuesta rítmica y musical.



Vamos a calentar nuestro cuerpo, que viene siempre bien para cualquier cosa que hagamos!!!! ......... Además también calentaremos nuestra voz  ¿qué cómo? ... pues nada mejor que hacer los sonidos de la naturaleza, y así ..... ¡¡¡somos ranas!! ...... ¡¡somos abejas!!! ......... ¡¡somos pájaros!!! .......... Ah! nuestra voz también está ya calentita.







Esta parte de calentamiento resultó tan intensa que mientras algunas hacían un masaje de espalda mientras montaban a caballo sobre Olalla y Jan, otr@s sin embargo decidieron relajarse para aprender más sobre la escala musical.




Pusimos 5 aros en el suelo para representar la escala pentatónica, que intuitivamente es una escala muy natural. Y eso nos pareció!!! ya que mientras algunos saltaban de aro en aro, otros iban reproduciendo el sonido que correspondía.


Y como no podía ser de otro modo, Jan tocó el ukelele mientras jugábamos al juego de las estatuas. Cuando el tocaba nos movíamos y bailábamos, y cuando el paraba nos parábamos nosotros también. ¡¡¡Fue muy muy divertido!!!!




Al final cantamos una canción en flamenco con Jan!!!!

¡¡¡¡Muchas gracias a estos artistas por hacernos pasar un rato tan divertido!!!!












lunes, 28 de enero de 2013

Visita a las cabricas de Rafa y Carmen


El contacto con la Naturaleza, el aprendizaje sobre el ciclo de la vida, sobre la íntima unión que existe entre el ser humano y los animales, y el conocimiento sobre cómo muchos alimentos provienen del cuidado de estos, es un objetivo fundamental de nuestro proyecto educativo. Lo debería ser de todos los proyectos educativos. Sin embargo, la masificación en los colegios, la poca inversión del Estado en la creación de una enseñanza acorde con la Naturaleza, hace que los niños de hoy en día crezcan alejados de los ciclos naturales, que no sepan imbricar a los seres humanos en el lugar en el que realmente se encuentran: como parte, y no la fundamental, de los procesos que ocurren en la Tierra, y ocupando un lugar en el que dependen y se relacionan con muchas especies, tanto animales como vegetales. El respeto por estos frágiles ciclos naturales, que parte de su conocimiento, ayudará en el futuro a reducir los procesos destructivos de la huella humana en el planeta Tierra.




Por eso, por ser algo prioritario para el equipo de personas que sostenemos día a día este proyecto, y teniendo de nuestra parte la inmensa suerte que significa vivir en el campo y que algunos de nosotros (como Carmen y Rafa) inviertan parte de su energía en cuidar un rebaño de cabras y varias manadas de abejas, un día soleado de Enero decidimos ir con todos los niños a visitar a sus animales (más información en El hortelano y las Cabras corta hierba).


video


Una actividad de este tipo requiere cierta preparación, que lógicamente se hace mejor en equipo. En este caso la familia se reparte las tareas, mientras Carmen entretiene a nuestros pequeños con su habitual energía y esa gracia que va unida a la vida de la farándula, Rafa nos trae las "casitas" de las abejas para que los peques puedan comprender algo de la vida de estas laboriosas criaturas voladoras, que son parte fundamental del ecosistema y que tanto nos dan, pidiendo sólo a cambio que no envenenemos los recursos que ellas utilizan para crear su mágico oro líquido y polinizar, de paso, millones de plantas que nos ayudan a alimentarnos y a hacer habitable el planeta.





Rafa y Carmen se han propuesto enseñar a los pequeños cómo se hace el yogur a partir de la leche que las cabras dan, y cómo hay que cuidarlas para que ellas estén sanas y contentas, no tengan miedo de ser tocadas por los humanos y cada día nos cedan su blanca leche para hacer riquísimos postres.



En el corral las cabras de Rafa, se portan de maravilla, como si hubieran ido a una escuela libre, y dejan que los niños se acerque a ellas, las ordeñen y cojan en brazos a los mimosos y saltimbanquis cabritos. Tener en brazos a una criaturilla de estas es algo que no se olvida fácilmente.






Cuando terminamos de ordeñar a las cabras, nos dirigimos a la casa de Carmen y Rafa para participar en una "clase práctica" sobre la preparación del yogur. Como se puede observar en la serie de fotos a continuación, a los niños le encanta la demostración que ambos hacen, y mantienen su atención puesta en ellos durante "bastante" rato. Esta actitud nos enseña a nosotros que cuando a un niño le interesa algo, es capaz de estar atento y de respetar a la persona que le brinda un conocimiento.







Con esta maravillosa charla aprendemos cómo hay que filtrar la leche después de ordeñarla, cómo hay que mantenerla a una temperatura calentita para que los hongos del yogur se encuentren "cómodos" en la leche, decidan reproducirse mucho y entre todos ponerse a trabajar, haciendo la leche cada vez más cremosa, hasta que con sus dotes de fermentación, esta se convierta en un rico yogur , ¡¡¡¡como los que nos comemos para almorzar!!!!


Después del almuerzo, aprovechando estos casi primaverales días que algunos años se presentan en Enero en esta tierra, nos vamos dando un paseo, hasta los colmenares de Rafa. Por el camino, los niños se relacionan entre ellos y con los papás y mamás, se hacen más amigos, descubren lo divertido que es llevar un palo en la mano cuando se camina por el campo, o lo mágica que es la vida que se esconde bajo la hierba .....










Cuando llegamos a los colmenares, Rafa nos brinda una detallada explicación del increíble mundo de las abejas, para que tanto grandes como chicos, tomemos conciencia de que la unión hace la fuerza, de que el trabajo en equipo te hace más grande y de que como dice el dicho "para ser más alto sólo tengo que subirme a los hombros de alguien". Las comunidades de abejas están en peligro actualmente, y hasta el gran sabio Einstein dijo que la desaparición de este humilde insecto lleva unida la desaparición del hombre. Actualmente se encuentran en una situación que se ha venido en llamar "colapso" y que ha hecho desaparecer prácticamente las abejas salvajes de grandes zonas de la Tierra. Desde luego, todas las causas que se atribuyen a este declive tienen que ver con el hombre y con sus sistemas de asentamiento y producción, desde polución hasta plaguicidas. 








Y para terminar, decir que mañanas como esta, diferentes e instructivas, son  parte el poso que queremos dejar en las vidas de los niños, para que estos aprendan a respetar y a amar cada pequeño ser vivo, y a situarlo en su medio natural, sin que la vida artificial que nos hacen vivir por medio de la publicidad y la televisión, deforme la verdadera grandeza que hay en cuidar a los animales y a las plantas más cercanos a nosotros



Gracias a Chussa por el estupendo documento gráfico de esta jornada campera.


¡¡¡¡Gracias a Carmen y Rafa por su hospitalidad y su cariño!!!!








domingo, 27 de enero de 2013

Como fue la fiesta SOL DE INVIERNO!!!



¡¡¡¡¡¡Qué fiesta amig@s!!!

La FIESTA SOL DE INVIERNO de La Oropéndola (el pasado 26 de enero) fue un éxito de asistencia, y también de diversión y felicidad compartida. El equipo oropendolero, junto a aquellos que prestaron su mano para ayudar, dio de comer, entabló conversación, generó actividades y montó un mercadillo que disfrutaron casi 200 personas; lo cual, para nuestro espacio es algo muy grande, tan grande que nos demuestra que nuestros amigos nos quieren, nos apoyan y, lo que es más importante, que el proyecto suscita el suficiente interés como para que la gente se acerque a conocernos.






Vamos a contarlo. Queríamos sol de invierno ¡¡y lo tuvimos!!! El día amaneció radiante y así siguió para nosotros hasta que anocheció. El viento ¡¡¡no lo queríamos!!!! y nos tuvo en vilo toda la mañana con ráfagas increíbles que levantaban todo el polvo del Garruchal (nuestra famosa, temida y repetida en los últimos días “ciclogénesis explosiva” ….. si somos capaces de retener este nombre es que nuestras cabezas funcionan bien). Después de comer, Eolo nos fue dando un respiro, hasta que finalmente, por la tarde desapareció de allí, y si no hubiera sido por los kilos de polvo que teníamos todos en el pelo ¡¡es como si nunca hubiera estado!!! ….  Quedó una tarde limpia y azul que fue dando paso a una noche tranquila.





La comida fue estupenda, y aunque debido al enorme viento hubo que hacer las migas (para 50 personas) y las paellas (¡¡para más de 75!!) en el interior de la escuela, todo salió a su hora y en su punto. 

Buscando ubicación ¡¡no aquí tampoco!!
..... el viento!!! 
Además de estas sabrosas especialidades de los cocineros del día, Guille, Pablo, Rafa y Pepe Juan, la familia oropendolera al completo se había puesto el día anterior el delantal para traer a la fiesta montones de tapas y de postres. De esta manera, y ya es todo un clásico, ¡¡¡seguimos con nuestra buena costumbre de elaborar exquisitas recetas de bizcochos caseros y otras especialidades culinarias!!! …. ¡¡hasta un yogurt indio esta vez!!!!.






                                     
Aquí, un tanto desenfocados, nuestros cocineros contra viento y marea
(hay mejores fotos, prometemos que serán subidas al blog en breve)

David, todo el día en los tickets ¡¡¡qué remedio!!!
Así es que funcionó esa barra ¡la experiencia es un grado!










Las actividades para niños y mayores fueron metarfoseándose conforme la afluencia de amigos de La Oropédola aumentaba, ya que con tanta gente en casa, hubo que prestar más apoyo a las tareas de apoyo logístico (comida y bebida sobre todo) que pensar en pintar caritas guapas ¡¡¡como fue nuestra intención durante todo el día!!! Pero hubo maravillosos momentos, como la actuación del Mago Luigi, que sí que hizo las delicias de los pequeños con sus trucos de magia. Los niños, sentados en la yurta con sus ojos bien abiertos, lo miraban, alucinando tanto con sus pases mágicos como con su personaje (que es el mismo, por otro lado).  



El Mago Luigi en su actuación

Después de comer, Juan Pedro “Convientoafavor” demostró a la pequeña concurrencia (y a la grande también) cómo sus ingenios son capaces de emular a los más sofisticados cohetes de la NASA, teniendo en cuenta que el los hace con botellas de plástico reciclado y usando las más elementales leyes físicas. Pero amigos ¡¡¡como subía el cohete!!!


¡¡¡Esperando el lanzamiento del cohete de Juan Pedro Convientoafavor!!!!


Antes de la presentación de nuestro proyecto educativo, Paqui “La Lía”, la maga de las canciones infantiles, recopiladora incansable de la tradición musical infantil española, tuvo hipnotizados a los pequeños al son de su guitarra y de su voz cristalina.


Paqui La Lía en su jam junto con Alan, nuestro pequeño rockero

Ya que hoy no hay siesta ¡¡¡¡a bailar todos!!!

¡¡¡Gracias a los tres por vuestro arte y por dedicarnos un rato!! Creo que todos nos sentimos agradecidos por vuestra enorme generosidad.

Vamos a hablar de nuestro mercadillo. Alegrando la fiesta y dando ambiente y color al espacio de la escuela, fue también un éxito en cuanto a la afluencia de artesanos. Allí estuvieron oropendoleros como Javi y su aromática alquimia vegetal de cremas y ungüentos, y Ángel con sus energéticas y bellas orgonitas. 



 


Además contamos con Juan Pedro y su mágico puesto de ingenios increíbles, con Juanico y María José con sus títeres y marionetas para imaginar y reír, con Gema y la pequeña Andrea con sus luminarias de panal y sus maravillosas joyas, con Silvia con sus bellos patucos de hilos de colores, con Abraham y su literatura de emociones, y con Amparo con sus broches.

Juan Pedro incita a desprevenidas personas a liarse con sus ingenios!!!


Y luego ...... ¡¡a ver quien se deslía!!!!


Gema y Andrea, ayudando a mami!!!


Juanico y María José en su su puesto de títeres ......
...... enseñan a su "clientela" a titerear.

Aquí, Silvia y sus puntadas transformadas en patucos geniales!!!


A causa del vendaval, que cargado de polvo nos inundaba por sorpresa de vez en cuando, fue necesario ubicar a la mayoría de los puestos en la parte trasera de la Escuela, dónde estaban más resguardados. Aunque de este modo no nos regalaban tanto su vistosidad, y perdieron cierta visibilidad y presencia. Y, a pesar de todo, fue imposible evitar que cierta pátina de polvo se posase sobre sus creaciones. Pero ……. en la próxima fiesta  ¡¡¡¡¡¡estáis todos invitados y prometemos mejores ubicaciones!!!!!


La presentación del Proyecto Educativo La Oropéndola se desarrolló en la yurta desde que fue cayendo el sol, y durante un rato, las mentes y los corazones bulleron imaginando la mejor escuela, la mejor pedagogía, la mejor vía de escape de la gris realidad de los colegios y escuelas que nos rodean, planteando interesantes preguntas y dialogando sobre los escollos y el futuro de las iniciativas de autogestión en educación. ¡¡¡Bravo por Ana y Sergio, que  guardaron intactas sus palabras para regalarlas a los asistentes!!!




Como broche a la parte “más programada” de nuestra fiesta, encendimos la hoguera, con un cielo naranja y azul oscuro, el viento en calma, la música que fue subiendo rítmica en los corazones, y Flor que encendió sus mazas de fuego. Y mientras todos mirábamos hechizados el baile de esta artista grande de los vuelos y las filigranas de fuego, creo que en nuestros corazones comenzó a nacer el sentimiento de que sí, habíamos hecho una gran fiesta, habíamos reunido en nuestro espacio, que tantos meses llevamos cuidando, a los amigos, a la familia y a tantas otras personas, disfrutando, compartiendo, dando lo mejor de nosotros para crear ambiente. Y, nada emborronaba este sentir, ni un mísero contratiempo, altercado, accidente, nada. Y así, felices, seguíamos con el alma el baile mágico de Flor


Ayudando con la pila de leña. ¡¡prometemos más imágenes de la actuación de Flor!!!
  





Qué más decir, que deseamos que nuestro camino siga así, que nos apoyemos entre nosotros en este equipo para seguir creando momentos buenos,  que la gente cercana nos apoye y nos quiera, que nos den su aliento para contarnos que les gusta lo que hemos hecho, que surjan más amigos, más proyectos, más talleres. En definitiva, que el Espacio Educativo La Oropéndola sea crisol y forja de días más amables, más ricos en energía positiva, y que todo esto se lo podamos dar a los nuestros, a nuestras criaturas, que desde su pequeña altura nos miran con sus ojos descubridores. Volveremos a vernos.

Nuestra aportación a la divulgación de la literatura afín a nuestro espíritu pedagógico-libertario

Pusimos un puesto de trueque de ropa, regalos, zapatos ..... la mayor parte de los niños trocaron un ratito buena onda por juguetes!!!

A todos ¡¡Gracias por venir y por hacernos pasar un rato así!!!